COCINAR EN EL AULA

¿POR QUÉ COCINAR CON NIÑOS EN EL AULA?

Cocinar en el aula con los alumnos es un ejemplo de enseñanza creativa y participativa, un aprendizaje basado en el juego que se debe practicar desde las edades más tempranas.

Las actividades prácticas de cocina ayudan a los alumnos a desarrollar autonomía y confianza en sus habilidades, fomentan la independencia, contribuyen en el desarrollo físico de los niños pequeños.

Cocinar en el aula

Cocinar inspira la curiosidad de los niños, el pensamiento y la resolución de problemas, ofreciendo oportunidades para experimentar, tomar decisiones y observaciones. Además, la cocina ofrece grandes avances en el desarrollo cognitivo con auténticas oportunidades para que los niños comprendan cómo medir y contar.

Cocinar con los niños sirve para romper barreras relacionadas con el miedo a algunos grupos de alimentos.

¡La mejor manera de familiarizar a los niños con los alimentos es aprender jugando y cocinando juntos!

Gracias a nuestros innovadores talleres, los niños tienen la oportunidad de tocar, oler y probar los alimentos cercanos, así como también aprender sobre su historia. El contacto directo con los ingredientes de cocina hace que los niños rompan el miedo a los alimentos que no comen a diario. La activa participación en nuestros talleres de cocina les da valor y un sentido de independencia.

¡INVITAR A LOS NIÑOS A COCINAR ES UNO DE LOS CAMINOS DE ENSEÑAR LOS BUENOS HÁBITOS DE ALIMENTACIÓN!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This